Consejos para una entrevista de trabajo

Consejos para una entrevista de trabajoHe realizado muchas entrevistas de trabajo y si es cierto, que cada uno por su parte candidato y entrevistador, deben preparar este ejercicio de selección laboral. Otra cosa diferente, es dar consejos para una entrevista de trabajo.

¿Existen consejos para superar una entrevista de trabajo? La respuesta estaría con tres “S”: sinceridad, sencillez y simpatía.

Tienes que creer en tus fortalezas y debilidades, pero eres un candidato y no un experto, por eso la falta de sencillez es mala consejera para preparar una entrevista de trabajo. También lo es, la exageración o falsedad de tus respuestas y una actitud poco positiva ante el puesto de trabajo y entrevistador, puesto que nadie quiere a los “bichos raros” en su equipo laboral.

Pero… ¿existen consejos para una entrevista de trabajo? Sí, por supuesto, para el antes y durante la entrevista. Por ello empezamos aconsejando como preparar una entrevista de trabajo.

Desde que te presentas a una oferta laboral y sobre todo si te llaman para una entrevista, ten en cuenta los siguientes detalles:

• La imagen física del candidato: vestuario e imagen corporal. Si es cierto que el físico no es importante para muchos puestos, pero una imagen negativa vale más que mil palabras, un mal afeitado, una ropa sucia dan la sensación de abandono y la conclusión es que si abandonas tú imagen corporal, qué harás con tu actividad laboral ¿lo mismo que con tu imagen física en la entrevista? Es uno de los peores errores que puedes cometer en una entrevista para acceder a un empleo.

• Repasa tu curriculum en cuanto a la formación, a las experiencias laborales e incluso a las actividades más fundamentales de tu vida. En una entrevista no te preguntarán sobre tus pensamientos, sino sobre tus actuaciones para comprobar que tus experiencias convergen con sus necesidades y este es el mejor consejo para preparar una entrevista de trabajo.

• Conoce a la empresa a la que te diriges. Si te preguntan ¿a qué se dedican ellos? No contestes que al cultivo de la patatas, cuando estás haciendo una entrevista para una fábrica de cervezas.

• La puntualidad es educación y se muestra en los dos ámbitos. Ellos no pueden esperarte a realizar la entrevista, como ellos no te pueden hacer esperar.

• Prepara argumentaciones para tus fortalezas y explicaciones para tus debilidades, pero no mientas o exageres por qué el entrevistador será consciente de ello.

• Ten preparada tu batería de preguntas, tendrás opción de hacerlas y será positivo que vean tu interés en saber aquello que no te han contado en la presentación del puesto.

Preparar una entrevista de trabajoInsisto: sinceridad, sencillez y simpatía son los mejores consejos para una entrevista de trabajo y aunque hemos hecho la labor previa de la entrevista, ahora llega el momento de ponerse delante del entrevistador y ver cómo afrontar una entrevista de trabajo.

• Lleva tu propio curriculum. Saluda, rompe la seriedad del momento y ten en cuenta que desde el primer contacto visual y físico con el entrevistador hasta el último, es el tiempo que dura la entrevista de trabajo y cualquier punto puede ser tremendamente positivo o catastrófico.

• Ten cuidado con los nervios. El entrevistador lo sabe, lo puede entender o valorar, pero pueden traicionarte y estropearlo todo. Si tus respuestas son breves, concisas, sin sustancia el entrevistador tendrá en cuenta los nervios, pero tú no habrás vendido tus fortalezas y no tendrán razones para darte la oportunidad laboral que buscas en estos consejos para una entrevista de trabajo.

• Mira a la cara a quienes te preguntan. No huyas miradas que delatan debilidad y, por supuesto, ten cuidado con el lenguaje no verbal, que en ocasiones contradice al verbo.

• Aquí, más que nunca, las tres “s”: sinceridad, simpatía y sencillez.

• Pregunta si no entiendes lo que te dicen y, también, si tienes dudas sobre el puesto de trabajo. La educación es respeto y las preguntas con educación y respeto son tan dignas las del entrevistado, como las del entrevistador.

• El saludo, al principio y al final. Aunque no te guste la entrevista y tampoco el puesto. Nunca sabes lo buscan o pretenden, por lo tanto, no obvies lo más evidente.

• No hay un tiempo estimado para una entrevista de trabajo. Puede ser corta o larga, pero la duración siempre es indeterminada. Te va a dejar algunas sensaciones, pero no serán justificativas, ni evidentes sus resultados. Solo queda esperar la respuesta y… poner velas al santo.

Si es necesario preparar una entrevista de trabajo. La naturalidad es el mejor consejo para superar una entrevista de trabajo pero las cosas “a pelo” no funcionan y antes debes realizar un trabajo previo para saber cómo afrontar una entrevista de trabajo.

Mucha suerte, ya nos contáis vuestras experiencias en los comentarios.

Subscribir

Suscríbete a nuestro boletín de correo electrónico para recibir actualizaciones.

,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: