Ventajas fiscales del plan ahorro 5

plan-ahorro-5

Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro

Cuando ya estamos inmersos en el periodo de las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, hablamos de Plan ahorro 5 como uno de esos productos cuyas plusvalías no tributan al cabo de los cinco años de inversión y convertido con uno de los planes de ahorro del actual gobierno para promocionar el ahorro privado.

Los depósitos Ahorro 5 están comercializados en bancos, compañías de seguro y en cualquiera de los casos, están condicionados a una inversión máxima y única (no se pueden abrir más que una cuenta ahorro 5 por titular) de 5.000 euros anuales, durante cinco años, que alcanzaría la suma de 25.000 euros.

El plan ahorro 5 está pensado para pequeños ahorradores conservadores, por la tipología de seguridad, límites y liquidez que tiene como características, lejos de los habituales productos de planes de pensiones y fondos de inversión donde el riesgo y perdidas pueden ser mayores.

Sin embargo, este producto tiene unas ventajas y debilidades muy importantes a tener como detalle en el caso de invertir en estas cuentas Ahorro 5 o CIALP: por ejemplo: sólo se garantiza el 85% del capital invertido en el producto, advirtiéndose que al finalizar el ciclo de los cinco años de inversión, puede ocasionar unas perdidas máximas del 15% del capital invertido. Sin embargo las plusvalías obtenidas por los planes de ahorro al cabo de los cinco años, estarán exentas de tributación, mientras que el resto de productos las retenciones están entre el 19% y 23%

En contra de los planes de ahorro tenemos las posibles pérdidas del capital invertido, mientras que a favor tenemos la retención fiscal, en principio ya alcanzamos un beneficio: a la retención fiscal que evitamos (mínimo un 19%) le restamos las posibles pérdidas (máximo un 15%) obtenemos un beneficio de un 4%. A esto le tenemos que sumar la rentabilidad del producto que puede oscilar entre un 1% y 2% según las condiciones y ofertas actuales. Imaginemos el mejor caso posible, el mejor producto contratado que no obtiene perdidas, por lo tanto conseguiremos una rentabilidad del 1% o 2% además de la evitable retención fiscal sobre el beneficio obtenido.

Desde luego, el Plan Ahorro 5 tiene en el apartado fiscal su mejor mensaje promocional, porque lo retribuye mejor que cualquiera de los depósitos combinados. Pero la rigidez de los cinco años, de los cinco mil euros anuales y que solo se pueda abrir un depósito condicionan el producto.

No existen muchos productos de depósitos ahorro 5 en el mercado, aunque cada vez más entidades se suman a presentar su oferta de CIALP o SIALP.  Aunque están dirigidos al público conservador, la posibilidad de que pueda sufrir pérdidas de hasta el 15%, hace a juicio de muchos asesores financieros y fiscales pensar que hay productos más atractivos. Pues con esa probabilidad de riesgo a cinco años, hay alternativas que ofrecen rentabilidades potenciales mucho mejores y más equilibradas.

La primera entidad en lanzarse con un producto Plan Ahorro 5 ha sido Caixabank, que presenta su Cuenta Futuro, su denominación para las cuentas ahorro 5, que ofrece un plan individual de ahorro sistemático, con una rentabilidad del 0,5%.

¿Te parece el plan de ahorro 5 un producto atractivo? ¿Qué opinas?

Subscribir

Suscríbete a nuestro boletín de correo electrónico para recibir actualizaciones.

,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: